¿Qué tal escribes?


¿Qué tal escribes?

La contestación a esta pregunta es muy subjetiva porque juegan bazas im­portantes los gustos y las preferencias personales. Lo que sí es cierto es que una novela se mueve en delicado equilibrio entre complejos factores: estilo, personajes, acciones, ritmo… por lo que, si después de escribir un capítulo, lo relees y no te convence, no necesariamente significa que esté “mal escrito”, puede que el fallo se encuentre en cualquiera de los factores arriba mencionados.

Hoy te proponemos un ejercicio pensado para que examines tu estilo, tu forma de escribir, aislándolo de otros factores cómo creación de guión y personajes.

Piensa en una de tus escenas favoritas de una novela que conozcas bien. Sin consultar tu ejemplar del libro, reescribe esa sección. Cuando acabes podrás leer en voz alta tu versión y luego la versión original.

No habrá dudas. Sabes que la escena es buena, los personajes mara­vi­llosos, el mundo bien desarrollado. Todo está muy bien, así que tú, ¿qué tal escribes?

4 comentarios :

  1. Nunca lo había pensado así... lo he hecho, porque soy muy desordenada y escribo en cualquier parte, cuando se me viene una idea "genial", luego se me pierde lo que he escrito y lo tengo que reescribir, después que lo hago, aparece mi escrito original. Siempre hay pocas diferencias, pero leyendo esto, no sé si eso es bueno o malo... :/

    ResponderEliminar
  2. Uy pues que curioso ejercicio, lo voy a hacer a ver que sale :)
    Que cosas tan interesantes leo por aquí!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Es verdad que escribir bien depende de muchísimos factores. Es un buen ejercicio. Gracias.

    ResponderEliminar